El Rol de las Microfinanzas en el Desarrollo de Guatemala

licenciada

Por: Maritza Canek Pinelo,
Directora Ejecutiva de la Cámara de Microfinanzas de Guatemala

Vivimos en mundo globalizado con economías dependientes de los países desarrollados; sin embargo pese a ello, paralelamente a esa realidad se mueve un sector conformado por entidades que hacen Microfinanzas, las cuales atienden a familias de bajos ingresos que tradicionalmente han estado excluidas de oportunidades de desarrollo y las cuales no son alcanzadas por fenómenos mundiales, siendo un colaborador invisible de la democracia en los países en vías de desarrollo que buscan erradicar la pobreza como Guatemala.

fotocomunicado112017

Las organizaciones que hacen Microfinanzas han atendido desde los años 60´s las necesidades de pobladores en situación de pobreza, con baja escolaridad, que radicaban en áreas rurales y mayoritariamente población femenina e indígena, a través de “microcréditos” destinados para capital de trabajo para actividades productivas.  Dichas organizaciones fueron inicialmente entidades sin fines de lucro como cooperativas de ahorro y crédito, fundaciones y asociaciones.

En la actualidad, se denomina Sector Informal de la Economía a aquel espacio que una persona busca para “autoemplearse” y generar ingresos para el sustento familiar, ante la falta de oportunidades de un trabajo en el sector público o privado. En las tres últimas décadas, el sector informal de la economía ha crecido como producto de la falta de inversiones que generen empleo formal en Guatemala.

fotocomunicado212017

Según cifras oficiales, en el 2014 la pobreza volvió a subir a un 59.3% y en municipios rurales ocho de cada diez personas son pobres, según los Mapas de Pobreza Rural (2011)[1]; por lo tanto, partiendo que la pobreza es la falta de capacidad económica para cubrir la canasta básica vital, las familias realizan actividades por cuenta propia muchas veces para subsistir y por lo tanto, el Sector Informal de la Economía ha ido creciendo y demandando otro tipo de servicios financieros como financiamiento para activos fijos, mejoramiento de vivienda, educación, seguros de vida, etc.

[1]http://www.bancomundial.org/es/country/guatemala/overview

graica1

De esta cuenta, el sector informal representa en la actualidad el 69.3% (4,151,127 personas) de la población económicamente activa en el año 2014 y registró un crecimiento de un 3.3% en relación al año anterior[1].  Entonces, ¿cómo funciona Guatemala?, ¿cómo se logra mantener un equilibrio relativo para no caer en una crisis siendo uno de los países más desiguales de América Latina?

[1]https://www.ine.gob.gt/sistema/uploads/2014/11/19/L2DEWN0Bo9ArlcqCpcFPSVOzoeFKflME.pdf

La respuesta radica en la existencia de una estructura financiera legal y formal que posee mecanismos de financiamiento con garantías “no tradicionales” que asumen el riesgo de financiar al denominado Sector Informal, a través de “microcréditos” de forma recurrente a personas que realizan “actividades productivas lícitas” (principalmente comercio). Dicha estructura financiera estás conformada por entidades financieras con programas especializados en Microfinanzas; habiéndose sumando, hace varios años, bancos privados y públicos, así como sociedades anónimas.

Las Microfinanzas nacieron para erradicar la pobreza, coadyuvar en la inserción en la actividad productiva del país y el desarrollo económico local; a través del financiamiento a actividades productivas que generan empleo, autoempleo e inyectan mayor dinamismo en la economía local y, a pesar de los riesgos adheridos, se motiva la inclusión financiera con equidad de género y etnia.

En la actualidad, el Sector de Microfinanzas en Guatemala es dinámico y cambiante, pues los clientes demandan diversos servicios como el crédito productivo, crédito para vivienda, seguros, ahorros, remesas, etc, lo cual genera que las instituciones que hacen microfinanzas replanteen sus planes estratégicos y estructuren planes operativos que les permitan ofrecer servicios de forma eficiente, trabajando arduamente y con gran creatividad en la mejora en la atención al cliente final.

Nota:  Todos los conceptos y opiniones vertidos en este artículo son responsabilidad exclusiva de su autor.